Carácter propio

Carácter propio

POLÍTICA DE CALIDAD

La razón de ser de nuestro Centro queda enmarcada dentro de la definición de nuestro carácter propio, el cuál queda definido por la titularidad del colegio quién tendrá capacidad para efectuar las modificaciones que estime necesarias para cumplir los objetivos que se pretenda alcanzar desde el Centro.

La difusión del mismo debe realizarse a cualquier nuevo miembro de la Comunidad Educativa (Profesores, P.A.S., y familias) al incorporarse a esta, siendo la titularidad y la Dirección del Centro los órganos encargados de que así sea.

De la definición del carácter propio surge la Política de la Calidad, que queda definida por el Equipo Directivo, quién será el órgano encargado de revisar, aprobar y difundirla al resto de la Comunidad Educativa.

 

MISIÓN EDUCATIVA

Siguiendo las huellas de M. Josefa Campos, Fundadora del Instituto de Operarias Catequistas, y a la luz de su carisma educativo, el COLEGIO ABAD SOLA nace en el año 1954 como respuesta a la misión expresada en nuestro escudo: “Toma al niño y nútrelo para mí”.

En nuestra acción educativa adoptamos el estilo de vida evangélica que hizo suyo Madre Josefa y que se presenta desarrollada en el documento de nuestro carácter propio, tiene los siguientes rasgos característicos: 

1- Vivencia radical y gozosa del Misterio Pascual de Jesucristo, desde la asociación-en fe, esperanza y amor- a su Pasión, Muerte y Resurrección. Esta vivencia se expresa en:
  1. a) Colaboración activa en la construcción de un mundo “resucitado”, en el que se vaya haciendo realidad el Proyecto salvador de Dios; un mundo en el cual el amor , la fraternidad y la justicia triunfen sobre el odio, el egoísmo y la injusticia; una sociedad en la que el Bien y la Vida, en todas sus manifestaciones, desenmascaren y erradiquen las situaciones de mal y de muerte.
  2. b) Aceptación profunda de las situaciones de “ cruz”, de dolor, que conlleva este empeño liberador de nosotros mismos, de nuestros educandos y de la sociedad en general.
  3. c) Confianza en Dios que sigue siendo luz a pesar de la oscuridad, un Dios que aunque el sufrimiento carezca aparentemente de sentido, permanece ocultamente presente.
  4. d) Cercanía solidaria a los “crucificados” de nuestro mundo, a ejemplo de Maria Dolorosa que, por amor, se mantuvo “de pie” junto a la cruz de Jesús.
 
2- Participación en el sacramento de la Eucaristía, en la que, al actualizar el Misterio Pascual, celebramos comunitariamente el amor salvador de Jesucristo, y de la que nos alimentamos y recibimos la fuerza para vivir como hermanos y para trabajar en la extensión del Reino de Dios.

3- Confianza activa en el amor providente del Padre, que nos lleva a ser solidarios con los que nos rodean y a trabajar para que todos puedan vivir con dignidad.

4- Espíritu de familia, vivido en el trato cordial, sencillo, alegre y acogedor para con todos los miembros de la comunidad educativa y, de modo especial, para con los/las alumnos/as.

5- Comprensión y vivencia del trabajo, como colaboración activa en la obra creadora de Dios, y como medio de superación y realización de la persona.

6- Espíritu de oración y celebración gozosa de la fe, como encuentro personal e íntimo con Cristo, nuestro hermano, amigo y compañero de camino.

7- Espiritualidad mariana, entendida como relación gozosa y filial con la que es para todos los creyentes modelo en la vivencia de la fe y del seguimiento de Jesucristo.

8- Inserción de los/as alumnos/as en la comunidad parroquial, como miembros activos y responsables, comprometidos progresivamente en la realización de la misión de la Iglesia.

9- Educación integral que facilite el pleno desarrollo de la persona y el respeto a la pluralidad social, lingüística y cultural.


VISIÓN

El Colegio necesita una Comunidad Educativa integrada y bien coordinada. Por esta razón queremos conseguir una Comunidad en la que se viva un clima de familia: que facilite la realización de la misión, el diálogo, la motivación en la participación y la cordialidad. Donde todos los miembros se sientan comprometidos y tengan bien definida su misión.
Para que podamos realizar una educación de calidad nos comprometemos a: 

1- Comunidad de Alaquás 
2- Comunidad de Gandía 
3- Desarrollar las capacidades intelectuales, sociales y religiosas de los alumnos, con el fin de conseguir un espíritu crítico constructivo, y un comportamiento fraterno, democrático y libre.
4- Mejorar la formación de los padres y madres, como educadores de sus hijos, y potenciar los cauces de participación en el Colegio.
5- Desarrollar en los alumnos la sensibilidad medioambiental y la importancia de cada persona en el cuidado y respeto de si mismo, de los otros y del entorno, aprendiendo a resolver los conflictos de forma no violenta.
6- Promover la formación permanente del profesorado, para mejorar su profesionalidad y reforzar el valor de su vocación de educadores.
7- Adecuar espacios materiales dignos y bien dotados de medios didácticos.

 Nuestro Centro quiere ofrecer una imagen de Colegio Cristiano, en el que cada persona se sienta valorada y aceptada por sí misma y, como miembro de la Comunidad Educativa, y donde se viva un compromiso de solidaridad con los más desfavorecidos, mediante la participación en iniciativas sociales.


Para conseguir estas metas nos fijamos un periodo de cinco años.

 

VALORES

Las ideas básicas y fuerzas vivas sobre las que se sustenta nuestra labor educativa son:

• La riqueza heredada culturalmente del humanismo cristiano que nos facilita un buen soporte para crear una comunidad fraterna, y los valores evangélicos que contienen los elementos básicos para el desarrollo armónico de la persona: amor, dignidad, respeto, etc...
• El carisma educativo Institucional impregnado de ambiente de familia, basado EN EL AMOR AL EDUCANDO, en la sencillez, la confianza y la libertad y donde la atención personalizada es una realidad.
• Un Proyecto Educativo en el que se recogen los principios y valores evangélicos, que definen nuestra acción educativa.
• Un Equipo Directivo motivado y preocupado por la innovación pedagógica, la buena coordinación y participación de la Comunidad Educativa y la formación de los Profesores.
• Un Claustro de profesores en el que existe una buena relación personal, un plan de trabajo para elaborar estrategias educativas y unidad de decisión para realizarlas.
• Un grupo de profesores motivados en la programación y ejecución de proyectos educativos de investigación y sensibilización ambiental.
• Una Asociación de Padres y Madres de alumnos/as que colaboran en la dotación de medios materiales y participan en celebraciones y fiestas.
• Una estructura organizativa que facilita la información y participación de sus miembros.
• La experiencia de muchos años de trabajo educativo, unida a la característica de ser un centro de una sola línea, ha contribuido a crear un estilo educativo cercano y cordial, donde se atiende y valora a la persona por encima de todo.

 

Para poder desarrollar estos principios básicos que rigen el funcionamiento de nuestro Centro Educativo, hemos ordenado los diferentes procesos que tienen lugar en él.

 

 

Copyright © 2014 Colegio ABAD SOLA